martes, 15 de septiembre de 2009

CONFLICTOS SOCIOAMBIENTALES EN LA PROVINCIA DE HUANCABAMBA - PIURA.

Los conflictos socioambientales se han incrementado durante los últimos años, logrando despertar el debate e involucrar a un creciente número de actores comunitarios, nacionales e internacionales que desde diversas posiciones demandan soluciones.

Desde el año 2002, la empresa Minera Majaz S.A. con su proyecto Río Blanco, pretende explotar un yacimiento minero de cobre y molibdeno en la parte más elevada de la provincia de Huancabamba, generando un malestar en la población. Los campesinos de la comunidad de Segunda y Cajas, temen por los impactos que pueden producir las actividades mineras en los frágiles bosques de neblina y páramos, ubicados en las zonas altas y que con ellos se afecten las fuentes de agua, que tienen una implicancia directa en las actividades productivas agrícolas y pecuarias de la población.

Estos conflictos socioambientales que se vienen suscitando en contra de la actividad minera, en la provincia de Huancabamba, se desencadenan a partir del otorgamiento del estado de una concesión a la empresa minera Majaz, para la exploración y explotación de estos minerales, sin haber puesto de conocimiento ni consultado previamente a la población sobre este proyecto; produciéndose sucesivas movilizaciones, protestas y enfrentamientos entre las comunidades y policía nacional; entre quienes están a favor y quienes se oponen al desarrollo de la minería en dicha zona. Estos conflictos se manifiestan a través de bloqueos de caminos y carreteras, agresiones, amenazas, denuncias, encarcelamientos, difamaciones y hostigamiento contra líderes y dirigentes comunales, representantes de instituciones, miembros de la iglesia, etc.

El 2003 el MINEM (Ministerio de Energía Y Minas) aprobó la Evaluación Ambiental presentada por Minera Majaz, documentación que describe cómo manejará los efectos ambientales y algunos efectos sociales de la fase de exploración. Con esta aprobación la empresa inició la exploración de estos recursos minerales; cuya legitimidad ha sido desde entonces cuestionada por un informe de la Defensoría del Pueblo del 2006. Hallando cuatro fallas en el proceso por el cual el MINEM otorgó su autorización a la empresa para explorar en las comunidades de Yanta, y Segunda y Cajas.
a)Concluyó que el MINEM se tomó un plazo mayor a los 40 días estipulados para conceder el permiso a la empresa.
b)Encontró que los avisos publicados invitando a las comunidades a comentar la «Evaluación Ambiental» de la empresa habían consignado erróneamente el nombre del área en la cual proponía hacer exploración. Los avisos públicos se referían al distrito de Huarmarca (mal escrito pues el nombre correcto es Huarmaca) en la provincia de Huancabamba, cuando en realidad debía solicitarse permiso para exploración en el distrito de Carmen de la Frontera. La Defensoría sostiene que esto podría haber sido un obstáculo para la participación pública en el proceso, señalando que efectivamente el MINEM no había recibido observación alguna sobre el proyecto de exploración propuesto.
c) Halló que aun cuando la ley requiere que las actividades de exploración obtengan la aprobación ex ante de los dueños de los derechos superficiales del terreno donde se realizará la exploración, el MINEM cometió el error de no incluir este punto en la guía sobre los documentos que deben presentar las empresas que solicitan la aprobación de sus Evaluaciones Ambientales, lo cual podría significar que ellas no busquen obtener este permiso.
d)Señaló que allí donde el propietario de la superficie del terreno es una comunidad campesina, la Ley 26505 establece que el permiso para la exploración requiere la aprobación, en una asamblea general comunal, de dos tercios de los miembros de la comunidad. Minera Majaz solo obtuvo la aprobación de líderes comunales.
Las personas que se oponen a la minería en Huancabamba, aseguran que el proyecto tendría un impacto negativo en las actividades productivas agrícolas y pecuarias de las comunidades campesinas de la zona y de las poblaciones de las partes bajas, ya que las operaciones de la minera y otras concesiones mineras adyacentes, están ubicadas en las nacientes de cuenca de ríos importantes para la región.
Los habitantes de ésta comunidad, sienten que sus derechos vienen siendo vulnerados por parte del estado, que no consultaron a la población la explotación de los recursos minerales antes de dar a concesión dichas tierras, que la empresa minera Majaz, solo había obtenido permiso de unos cuantos lideres en lugar de los dos tercios de los miembros de la comunidad, como lo requiere la ley, y que estos líderes solo habían otorgado permiso para pruebas sísmicas, y no para una exploración minera. Estas comunidades en asambleas posteriores rescindieron todo permiso que sus representantes otorgaron a la empresa para operar y exigen el retiro de la empresa minera de sus territorios comunales por carecer de consentimiento, y por no obtener la licencia social requerida para la explotación de los recursos minerales que existen en esta zona.

Ante ello las comunidades y gobiernos locales de los distritos de Ayabaca, Pacaipampa y, Carmen de la Frontera, realizaron una consulta comunal y/o distrital como el mecanismo de expresión democrática y legitima de su posición frente a la minería sobre el proyecto minero Río Blanco. En esta consulta vecinal realizada en estas localidades, participaron diferentes instituciones nacionales e internacionales como observadores, que dio como resultado mas del 94% de la población electoral no acepte incorporar la actividad minera en su opción de desarrollo sostenible, expresando su rechazo a la empresa minera Majaz para continuar con dicho proyecto.

En consecuencia, los conflictos entre comunidades y empresas mineras evidencian de manera cada vez más frecuente la necesidad de reforzar la participación ciudadana y las consultas directas de la población donde se va a realizar un proyecto minero, con el involucramiento de las comunidades en las actividades mineras desde su inicio.

Estos conflictos socioambientales que se presentan entre la comunidad y la empresa minera ha producido perdida de capital, perdidas en sectores productivos de la economía en la inversión publica y privada, un incremento de gastos no programados, así como también la paralización a la explotación de los recursos minerales, generando un impacto negativo en acciones en la bolsa de valores para dichos accionistas.

Frente a este problema se nota una ausencia del estado, hay falta de apoyo por parte del gobierno central, intereses políticos de parte de algunas autoridades que promulgan leyes y políticas de estado diseñadas y ejecutadas para beneficiar a las empresas mineras, hay una incapacidad del estado para supervisar y fiscalizar la actividad minera, de manera que se respeten los derechos de la población.

En la actualidad, a pesar de los problemas en contra de la minería, la empresa minera Río Blanco Copper S.A viene realizando diferentes actividades en beneficio de la población, generando empleo, a través de construcción de escuelas, postas, capillas, agua potable para algunos caseríos instalación de viveros, talleres textiles, mejoramiento de viviendas, mantenimiento de caminos y carreteras, proyectos productivos, etc. invirtiendo miles de dólares en la realización de dicho proyecto minero.

PERCEPCIONES SOBRE LOS CONFLICTOS SOCIOAMBIENTALES EN LA PROVINCIA DE HUANCABAMBA

Las entrevistas se realizaron a diferentes representantes de organizaciones e instituciones, así mismo a diferentes profesionales y expertos en el tema, aplicadas en el distrito Carmen de la Frontera, Provincia de Huancabamba, y en la ciudad de Piura.

1. Sobre la contaminación del medio ambiente.
Acerca de la percepción que tienen sobre la actividad minera con respecto a la contaminación del medio ambiente, los entrevistados nos señalan:

“…La minería desde épocas pasadas siempre ha sido una de las actividades que más a contaminado el medio ambiente, pero en la actualidad con el uso de tecnologías de punta permiten de alguna forma reducir los niveles de contaminación”. (Moreano, J.2009).
“…En el Perú donde hay actividad minera y mas que todo a tajo abierto, son las actividades que mas contaminan el agua, la tierra, el aire, los bosques y todo lo que encuentran a su paso, no hay ninguna empresa minera en el mundo que no contamine” (Guarnizo, B. 2009).
“…Toda actividad industrial necesariamente contamina el medio ambiente, quizás una más que otra, pero dentro de lo que es la minería hoy en día existen las técnicas y métodos modernos para poder trabajar y que esta contaminación sea lo mínimo posible, entonces tenemos como mitigar precisamente la contaminación”(Ramírez, G. 2009).
“… Los estándares de calidad ambiental en los años 70, no se tomaban en cuenta por ende las empresas mineras emitían contaminantes al medio ambiente sin tener ningún tipo de control, esta normativa ambiental se implementa recién a partir de los años 80, 90.
… Ahora si hay contaminación, la contaminación es mínima, controlable e irreversible, no podemos decir tampoco o taparnos los ojos y decir que la industria minera no va a contaminar, es ilógico, toda actividad impacta, contamina
.”(Dan- el Meléndez, A. 2009).
“…Estamos en el siglo XXI, la tecnología está avanzada, hay normas legales que se les exige a las empresas mineras que tienen que minimizar el impacto ambiental, cuidar el medio ambiente” (Mauriola, D. 2009).
“…La actividad minera como cualquier actividad origina impactos, cambios en el medio ambiente, en particular es un tanto agresiva porque mueve grandes cantidades de materiales sobre todo cuando es a nivel de gran minería, pero paralelamente tenemos de que aquí en el Perú se ha desarrollado una legislación en el área minera, en la cual se consideran todos los estudios, todos las medidas convenientes para que esa contaminación no se produzca y de manera de que en los hechos las empresas digamos grandes no ocasionen mayor contaminación”( Vásquez, A. 2009).
“…No se están tomando las medidas necesarias como para poder un poco avizorar lo que después se va a venir, si no se maneja muy bien esto del tema de la minería, pero si sabemos que es una minería moderna, con la tecnología que nos dicen pues habría que evaluar primero y luego la respuesta vendría de la gente” (Bermeo, O. 2009).
“…En la fase de exploración cuando entra una minería todavía no se tiene exactamente algunos resultados que puedan contaminar, pero sin embargo hay una minería artesanal informal que es la que mas contamina, porque no tiene ningún procedimiento normativo, administrativos y técnicos.
…Donde la mayoría trabajan en condiciones no adecuadas, donde hay degradación de los suelos, de los recursos naturales, mas aun no hay un tratamiento de los relaves, están muy dispersos, no hay parque minero; entonces ese es un problema porque aparte de que no pagan impuestos, hay una degradación de los impactos ambientales, hay informalidad en cuanto a la documentación que no cuentan con estudios de impacto ambiental”
(Salazar, L. 2009).

Con relación a las respuestas sobre la percepción que tienen los entrevistados de la actividad minera con respecto a la contaminación del medio ambiente, se puede ver diferentes posiciones; algunos concuerdan que la actividad minera es vista como una de las actividades que mas contamina el medio ambiente, por los antecedentes de diferentes empresas mineras que han operado en nuestro país; pero que sin embargo en la actualidad existen instrumentos, tecnología de punta que permiten reducir o minimizar los niveles de contaminación.
Es posible que con un buen manejo o con una buena aplicación de estos métodos no se pueda contaminar o se pueda contaminar en pequeña proporción el medio ambiente; pero lamentablemente lo que sucede es que nuestro país por las cuestiones de ética profesional, desdichadamente estos niveles o este manejo de estas herramientas van a verse un poco reducidas por las personas que van a operar, mas que todo seria aquí hablar cuestión de personas, no de instrumentos, herramientas, que son mas para minimizar la contaminación, sino cuestión de personas, de educación, de querer hacer las cosas bien, porque de otra forma siempre se va a seguir contaminando.
Un aspecto importante es la vigilancia ciudadana, nosotros sabemos que nuestras instituciones tienen debilidades, entonces es un tema importante que la población debe organizarse para fiscalizar, para ver que realmente se cumplan las normas medio ambientales y de esa manera asegurar de que la contaminación que produzca la actividad minera sea mínima.

2. Beneficios que tendría la población con el desarrollo de la minería.
Con respecto a los beneficios que tendría la población de la provincia de Huancabamba con el desarrollo de la minería, los entrevistados manifestaron lo siguiente:

“Traerá beneficios para un momento y para un grupo de gente, porque son actividades que hoy día comienza y mañana termina y dejan destrucción, contaminación. Entonces no hay beneficios, solo por el momento; pero si nosotros nos volcamos a ver los beneficios de la agricultura, la ganadería, el turismo, son actividades que nunca terminan, son solventables, sostenibles y eso es su modelo de vida que los pobladores han escogido y no quieren que vengan a implantarles desde afuera los extranjeros otro modelo de vida que ellos no quieren, ellos tienen su propio modelo de vida que han escogido y eso tienen que respetar” (Huayama, I. 2009).
“…Seguramente van a ver muchas obras, generación de trabajo, sin embargo, si lo ves el desarrollo desde el nuevo enfoque del desarrollo humano sostenible si va a ser un poco bien difícil, van a romper todo un esquema cultural, de organización, de tradiciones, de costumbres y lógicamente de la biodiversidad y del ambiente” (Peña, A. 2009).
“…No va a ver ningún progreso y desarrollo para la provincia de Huancabamba, todos sabemos de las famosas regalías, del canon minero, todos sabemos que eso es en teoría pero en la práctica nunca se cumple porque la extracción de los minerales la mayoría de riquezas casi al 98% se van a los países extranjeros ya sea de EE.UU, Inglaterra, Canadá, y otros países, en este caso a la China y a los verdaderos dueños de las tierras de Segunda y Cajas y de Yanta les queda totalmente nada” (Guarnizo, B. 2009).
“Yo no creo que haya ningún desarrollo, desarrollo es engaño, todo es spot publicitario y no hay un ejemplo en el Perú ni en el mundo que donde se instalan las empresas mineras den tranquilidad, desarrollo a la sociedad. Que hacen con arreglar pistas, arreglar unos cuantos colegios, si la base fundamental del ser humano de la vida es la alimentación, la calidad del agua, la agricultura para que un pueblo viva en perfectas condiciones tanto de salud y educativas”( Aponte, S. 2009).
“Para nosotros no es una empresa que pueda darnos beneficios, porque si dan algunas regalías la dan para el estado, pero a nosotros los agricultores, ganaderos, campesinos no nos viene nada. Beneficios para mi, yo creo que no, ninguno” (Huayama, A. 2009).
“…Las comunidades deben aprovechar muy bien los recursos que puede brindarles la empresa, estaríamos creciendo en gran parte en lo que es la agricultura, la ganadería y algunos otros proyectos productivos; pero de manera fiscalizada por un ente que pueda fiscalizar entre la agricultura, la minería, los beneficios que sean para los propios agricultores de Huancabamba” (Bermeo, O. 2009).
“Si es que se diera la explotación minera sería magnífico, si bien es cierto el Carmen de la Frontera tiene un avance pero nos falta mas desarrollo, estamos en un nivel bajísimo y dándose esta explotación sería un adelanto bastante para nuestras comunidades y empezaríamos de cero y de esa manera yo creo que seria factible y así el pueblo salga ganador porque todos estaríamos acorde con las demás ciudades para competir tanto en salud, educación y demás infraestructura que necesita nuestro distrito” (Ojeda, M. 2009).
“Va a beneficiarnos con un canon minero, regalías, repartido entre toda la población, y esa población al tener ese dinero va a poder elaborar sus proyectos que van hacer de beneficio para la región, y para su pueblo, logrando así el desarrollo y la calidad de vida de los pobladores”
(Ramírez, G. 2009).
“…Son los que ya están establecidos por la ley, la ley dice que la empresa tiene que pagar una regalía minera, tiene que pagar un impuesto a la renta y esos ingresos del estado van a ir a la zona y van a permitir el desarrollo.
…Por otro lado las mismas empresas dentro de la concepción de la responsabilidad social también destinan capitales importantes para permitir dentro de las características propias de cada zona, potenciar sus capacidades y también contribuir a un desarrollo sostenible del lugar”
(Vásquez, A. 2009).

En cuanto a las respuestas sobre que beneficios traerá la actividad minera en la provincia de Huancabamba, también podemos ver diferentes posiciones, algunos de los entrevistados responden que no traerá ningún beneficio, que si habrá será para un determinado tiempo y para unos pocos y no para la mayoría de la población; otros manifiestan que con la presencia de la actividad minera en la zona traerá diferentes beneficios, generará ingresos, fuentes de trabajo, y que ello va a permitir el desarrollo.

3. Sobre las consecuencias si se realiza la explotación minera en Huancabamba.
En respuesta a las consecuencias que traería la actividad minera en la provincia de Huancabamba, los entrevistados manifestaron lo siguiente:

“…La minería va a destruir la biodiversidad de especies que se encuentran en el distrito, esto es una zona virgen que tiene muchas riquezas llámense recursos naturales, las fábricas de agua, los acuíferos, las lagunas de las huaringas que también se encuentran concesionadas van a sufrir daños, nuestros paisajes, nuestros panoramas, la agricultura, la ganadería va a perder su índice de riqueza, porque una empresa minera principalmente esta que tenemos acá es a tajo abierto y va a traer muchos daños, perjuicios en cuanto a contaminación ambiental, enfrentamientos, conflictos sociales y así pues diferente índole, entonces va a traer muchas consecuencias.
… Que desarrollo hay ahí en esos lugares donde hay minas, no hay ningún desarrollo, de lo contrario hay contaminación, hay pobreza, desnutrición, malograron los recursos naturales, la biodiversidad y especies que se encontraban, conflictos sociales, juicios a los dirigentes, muertes, huérfanos, viudas, entonces eso es lo que hay acá también en el distrito de el Carmen de la Frontera”
(Huayama, I. 2009).
“Las consecuencias serian en parte funestas por un lado, por los estudios que hay realizados y porque conocemos la zona vemos de que esta es una fuente generadora de agua, y si es a tajo abierto todas esas fuentes que están en cabeceras de cuenca del río Quiroz, del rio blanco que al final van al Chinchipe, al Samaniego y al Huancabamba, todas esas fuentes se verían afectadas y contaminadas”. (Peña, A. 2009).
“Serian gravísimas puesto que estaríamos perdiendo varios ecosistemas que está demostrado científicamente que son muy frágiles como es el caso de los páramos, y también las nacientes de agua dulce serian seriamente contaminadas, inclusive perdiendo hasta su caudal, su curso. Las consecuencias serian nefastas para nuestra provincia, la convertirían de una ciudad que es bonita, prácticamente es un paraíso, la estarían convirtiendo quien sabe en un desierto”. (Guevara, A. 2009).
“De darse la explotación minera en nuestra comunidad y la provincia, serian los daños totalmente tanto en la agricultura, la sociedad, a las aguas en primer lugar porque esta empresa quiere instalarse en cuencas, en cabeceras donde nacen las aguas, nacen por la parte del oriente, parte de aquí de Huancabamba y a la costa también del río Quiroz, serian primeramente las fuentes quien se envenenarían, contaminarían al igual que en cerro de Pasco, la Oroya al igual que Cajamarca” (Aponte, S. 2009).
“…Si es que se diera la minería acá la explotación, de aquí a 10 o 15 años se vería la contaminación de las aguas, mas que todo los páramos se tendrían que retirar de nuestro territorio, las lagunas serian despojadas y es ahí donde va a venir perjudicando nuestro medio ambiente” (Huayama, A. 2009).
“…Va hacer un terrible desastre para la vida, la salud de los Ayabaquinos y los Huancabambinos, porque tenemos las nacientes de los ríos, el rio Blanco, el rio Quiroz, y el rio Huancabamba; todos sabemos que uno de los mas grandes patrimonios que tenemos los Huancabambinos son las Huaringas, y en la cual todos los días vienen turistas nacionales y extranjeros, pero con la presencia de actividades mineras en las lagunas nadie, ningún turista nacional o del mundo va a querer venir”. (Guarnizo, B. 2009)
“…Las consecuencias mas graves que se darían en nuestra provincia será el aumento de la delincuencia, prostitución y el atropello con nuestra comunidad” (Elera, T. 2009).
“…Se generaría trabajo, habrían postas de salud, centros educativos, se mejorarían las infraestructuras de riego, pero siempre y cuando se trabaje de la mano pues coordinadamente y también así como lo hace la empresa Anta mina que es un modelo de desarrollo sostenible para la población” (Mauriola, D. 2009).
“…Si Río Blanco se llevará a cabo va haber una zona de mil hectáreas de bosque que va a tener que ser ocupada por las operaciones, indudablemente ese bosque va a tener que ser retirado, deforestado, pero simultáneamente se puede hacer forestación y reforestación en zonas aledañas que las zonas mucho la necesitan, de manera de que la empresa por un lado pueda afectar, por otro lado lo puede recuperar, lo mismo si planteáramos el caso de los relaves, los relaves pueden generar aguas ácidas, pero si se toman las medidas adecuadas, se encapsulan y no va haber mayores consecuencias” (Vásquez, A. 2009).

Referente a esta pregunta vemos posiciones distintas, donde la mayoría de los entrevistados de la zona concuerdan que las consecuencias serian nefastas, ya que perjudicaría no solamente la salud de los pobladores a través de la contaminación, sino que se vería afectada la biodiversidad, el ecosistema, los páramos. Que con ello se incrementaría los problemas sociales como la delincuencia, la prostitución, la drogadicción, etc.
Otros manifiestan que no habría mayores consecuencias con la presencia de la actividad minera en la zona, que más bien serian positivas y que generaría desarrollo en todo el ámbito de la provincia.

4. Propuestas para la solución de los conflictos.
Con respecto a las propuestas de solución de los conflictos que se vienen suscitando en la provincia de Huancabamba, los entrevistados manifestaron lo siguiente:

“…Que no hayan intermediarios para solucionar el problema, que sean las propias comunidades a través de sus dirigentes, autoridades, que formen en cada uno sus mesas de diálogo, informadas, preparadas, que puedan tener la capacidad de decirle al gobierno sentémonos y discutamos el problema, para mí no hay otra solución, porque las balas, los puñetes y patadas no valen.
…Tiene que ser un diálogo organizado, preparado, sincero, franco, en donde nadie esconda nada, todos pongan las cartas sobre la mesa y a partir de ahí cuando se recupere la confianza que estas diciendo la verdad, entonces yo creo que si va a poderse encaminar la solución de este conflicto, de lo contrario mientras uno se insulte a través de un medio de comunicación, mientras el presidente regional o un congresista salga a decir que los campesinos son terroristas, narcotraficantes, que son influenciables por un partido político, de esa manera no va haber diálogo; mientras hay insultos, daño moral, daño físico, psicológico, no va haber diálogo
”( Peña, A. 2009).
“…Con la finalidad y el propósito de arreglar estos problemas de una forma alturada, educada y democráticamente, hemos entablado diálogos con representantes del gobierno, de energía y minas, con la PCM, con el gobierno central, en la cual entablamos las mesas de diálogo, se llevaron a cabo tres mesas de diálogo en Lima, Piura y Ayabaca.
…Una solución que quiere la gente es no negociar, sino de una vez por todas la mina se retire de esta zona porque no tiene el permiso de la comunidad, no tiene el permiso social, esta ilegalmente usurpando las tierras comunales que son de las comunidades, la comunidad en ningún momento le ha dado el pase para que ellos estén operando en esta jurisdicción”
(Huayama, I. 2009).
“…Que se siga conversando porque nosotros somos gente de paz, somos pacíficos y parece que se están abriendo unos canales de diálogo.
… Lo que sí exigimos a los gobiernos en este caso a Alan García Pérez, al primer ministro Yehude Simon, que todos estos señores sepan respetar los derechos de los ronderos y comuneros de la provincia de Huancabamba; aquí se ha cometido realmente gravísimos situaciones de asesinatos, y hasta la fecha el gobierno, la empresa minera no han hecho nada, hay una tremenda indiferencia con las viudas, con los huérfanos y con tantos ronderos que han quedado minusválidos, que han perdido un ojo, otros tienen quebradas las piernas, los brazos. Ante esa situación los ronderos y comuneros Ayabaquinos y Huancabambinos están totalmente indignados y exigimos desde aquí, desde este rincón andino que se llama Huancabamba, al gobierno central o al gobierno regional que se retiren todas las concesiones mineras para recién tener los Huancabambinos paz y tranquilidad”
( Guarnizo, B. 2009).
“Estamos insistiendo a los gobiernos de turno nos sentemos a dialogar y nos escuchen nuestros reclamos, nosotros no queremos instalación de empresas mineras acá porque nos van a traer tanto daño, habrá sitio donde la minería es buena pero en un sitio donde debe darse, pero mas no acá en esta zona donde la gente vivimos de la agricultura, del turismo y de nuestra biodiversidad que tenemos” (Aponte, S. 2009).
“Mas que todo el diálogo con el gobierno, pero queremos diálogo para que se vaya la empresa minera, no para negociar, el gobierno sabe muy bien que esta empresa está en nuestras comunidades ilegalmente y por lo tanto debe hacer que se retire, nosotros no queremos que algo nos den para que les demos el permiso, lo único que queremos y pedimos que se retire de acá” (Huayama, A. 2009).
“…Estos conflictos van a seguir dándose mientras esta empresa minera siga usurpando nuestras tierras que nos pertenecen, por eso la única solución a esto es que se vayan” (Elera, T. 2009).
“…Mediante el diálogo, la concertación de ambas partes tanto la comunidad, como la empresa minera y también el gobierno, coordinar con los entes estatales y así tratar de llevarse de la mejor manera y que al final ya no acarree mas problemas en este distrito fronterizo, nosotros como autoridades políticas estamos ahí para mediar y ser locutores ante el gobierno; estamos de acuerdo que se dé la inversión privada pero siempre y cuando que cuente con la licencia social y que garantice el estudio de impacto ambiental y que se dé en una forma neutral, de la mejor manera” (Ojeda, M. 2009).
“… Que haya presencia de estado, si van a ver mesas de diálogo pero que lo hagan con la gente representativa no con seudo dirigentes, ni falsos dirigentes, ni tampoco que participen las ONG, porque lo único que han hecho es engendrar la violencia en Huancabamba”(Mauriola, D. 2009).
“Sería ir a un referéndum, donde la comunidad que es la mas responsable de esto, pues tomen una decisión correcta, definitiva, porque no podemos estar atrás de tantos problemas causando conflictos en la población, entonces yo creo que ya es hora de tomar una decisión que sea la definitiva y depende pues de la decisión que tomen que tendrá que quedarse o irse la minería” (Bermeo, O. 2009).
“…Tiene que ver un diálogo, una conversación, concertación, con todos los actores involucrados sea el gobierno nacional, regional, comunidades, asociaciones civiles, para que se pongan a conversar de acuerdo a que si la medida impacta o no impacta.
… El estudio de impacto ambiental tiene que ser un poco mas puesto a través de talleres, tanto en la región para que se pueda recibir, ver lo que tiene y dar opiniones por parte de las comunidades, profesionales con conocimiento del tema, pero todavía hay una etapa de falta de diálogo, por eso es que hay conflictos todavía y están latentes ahí, y también de que la empresa es legal o no, pero de hecho tiene que haber una conversación”
(Salazar, L. 2009).

Ante estas respuestas podemos ver que la mayoría de los entrevistados coinciden en que el diálogo es un instrumento muy importante para la solución de estos conflictos; que sea directamente solo con los actores involucrados, un diálogo sincero, sin apetitos personales e intereses políticos, con transparencia, donde se llegue a una concertación en beneficio para ambas partes. Otros manifiestan que la única solución es el retiro de la empresa minera de la zona, ya que desde que se ha instalado en esta provincia se vienen dando estos conflictos.

5. Políticas ambientales para prevenir los conflictos.
Sobre el tipo de políticas ambientales que propondrían los entrevistados para prevenir los conflictos socioambientales en la provincia de Huancabamba, los entrevistados manifestaron lo siguiente:

“…La principal arma que debe haber aquí para que no haiga malos entendidos es el diálogo, si la empresa hubiera entrado desde un primer momento con un diálogo constante y continuo con la comunidad y por delante la verdad cabe decir, entonces no se hubiera suscitado esos tipos de problemas.
… Acciones ahorita son más de diálogo, trabajar mas con los presidentes de las comunidades de Segunda y Cajas, y Carmen de la Frontera, por ello hacerles proyectos para que puedan salir adelante, por ejemplo electrificación rural, mejoramiento de una carretera.
…Generar monitores en las cuencas de los ríos, en las cabeceras de las quebradas para determinar que no hay contaminación; en este caso como ingeniero derrepente de esta empresa podríamos trabajar con una comisión de comuneros y que estos comuneros sean capacitados en otras entidades para que ellos mismos hagan el monitoreo.
… Hacer transparente todo este proceso de lo que vendría hacer la explotación, generar brigadas ambientales, para que si en algún momento la empresa está actuando de mala manera, que estas brigadas estén en la facultad de hacerles el pare” (
Meléndez, A. 2009).
“…Lo que ocurre es que en Huancabamba hay otros factores externos que están alterando la situación, hay personas con ideas ya preestablecidas de tendencia izquierdista que están ejerciendo actividad en la zona, por otro lado algunas personas ecologistas a ultranza que pretenden que nosotros los peruanos no utilicemos nuestros recursos cuando las naciones desarrolladas lo han hecho en gran escala, entonces esa seria la manera de cómo se haría la política para que evite los conflictos, básicamente la información”
(Vásquez, A. 2009).

Con respecto a las respuestas brindadas, una de las políticas básicas para prevenir los conflictos socioambientales en Huancabamba, sería la información, donde se informe de una manera adecuada y clara a las comunidades y población en general sobre la actividad minera, sin tergiversar ningún tipo de información, para que se conozca en sí como es la actividad, ya que se a podido percibir que no existe una información adecuada en la provincia; y también la empresa tiene que asumir otro estilo de relaciones, tiene tal ves que hacer una propuesta audaz que no solamente le beneficie a ellos, sino que realmente beneficie a las comunidades de la zona y realmente permita el mejoramiento de su calidad de vida.

CONFLICTOS MINEROS EN EL PERÚ

VIDEO SOBRE EL PROYECTO RIO BLANCO - MAJAZ

MINERÍA ILEGAL - ANTONIO BRACK